Sorry but this form will not work without cookies enabled. Please adjust your browser settings to enable cookies to continue. For more information on how to do this please see ourWebsite Privacy & Cookie Policy.

EMERGENCY NOTICE
  • Bienvenido a Country Day School

    Un centro educativo estadounidense que sirve a una población internacional de ciudadanos globales

    Boys reading

  • Promoviendo el desarrollo en un ambiente seguro

    Celebramos el éxito y promovemos el crecimiento, en un ambiente seguro y solidario donde el bienestar es lo primero

    Girl reading

  • Inspirando a cada niño

    Atraemos a educadores y empleados talentosos, de experiencia y de clase mundial

    Student looking at book with teacher

  • Promoviendo el éxito

    Los alumnos son parte de una comunidad global de aprendizaje, que incluye a compañeros y docentes alrededor del mundo

    Girls in art class

  • Los equipos Panthers

    Promovemos e esfuerzo en equipo, la dedicación y el orgullo de lograr objetivos enfocados

    Girls playing football

  • Inspirando la creatividad

    Inspiramos y celebramos las artes como un canal para el crecimiento y la educación

    Orchestra Country Day School International School Costa Rica

  • Manténgase informado

    Revise nuestras noticias, blogs, calendarios y comunicaciones

    Outdoor area

  • Únase a nuestra familia CDS

    Tendremos mucho gusto de darle la bienvenida a usted y su familia en nuestro campus

    Young students on floor International School in Costa Rica Colegio Internacional Country Day School

  • Solicite más información

    Comuníquese con nosotros ahora mismo y visite nuestro hermoso campus

    Outdoor area

Anna Oliveras

Anna Oliveras Country Day School International School Costa Rica

College Counselor

Desde que estaba en sétimo grado, sabía que quería ser educadora. Crecí en un pueblo pequeño en Massachusetts, donde llegaban muchos hispanos, y esto me dio la oportunidad de tener una idea de lo que sería la docencia. Después de mis clases, me ofrecía como voluntaria para dar tutorías en destrezas de conversación en inglés y ayudar a los jóvenes nuevos que recién llegaban. Continué con las tutorías durante todos los años del colegio. 

Después de terminar la secundaria, decidí buscar mis raíces… después de todo, aquellos eran los años de principios de la década de los 70. Decidí ir a la universidad en Puerto Rico, la tierra natal de mis padres. Obtuve allí mi bachillerato en ciencias de la educación secundaria, con una doble titulación en inglés. Poco después de mi graduación, me contrataron como profesora de inglés en un colegio, lo que me encantó absolutamente.

Al trabajar en un colegio católico con muchos administradores experimentados, tuve la oportunidad de ampliar mis responsabilidades. Estuve trabajando allí quince años y obtuve experiencia en muchos puestos: desde evaluadora de los estados del medio del país* hasta decana de disciplina, decana de estudiantes y orientadora universitaria. 

Era el momento de un cambio y eso trajo a mi familia a Costa Rica. Aquí tuve la fortuna de poder continuar con mi carrera en la docencia. Fui contratada por el centro educativo American International School (AIS) como consultora para su evaluación por MSA* y allí me quedé fungiendo en varios puestos, como sucede en las instituciones internacionales pequeñas. Fui jefa del departamento de inglés, miembro del comité de disciplina y orientadora universitaria a tiempo parcial.

Después de muchos años en AIS, recibí la oferta de un puesto en CDS como orientadora universitaria, a tiempo completo, lo que significaba salir de las aulas. Al principio, añoraba la docencia, pero ahora, después de casi once años, he visto cómo cientos de estudiantes cumplen con sus sueños de llegar a instituciones de educación superior alrededor del mundo y todavía me emociono cuando vienen llegando sus cartas de aceptación a las universidades. Después de cuarenta años como educadora, en muchos puestos diferentes, miro hacia atrás y no me arrepiento de un solo día. Siempre estaré agradecida de haber encontrado mi vocación.